Cómo resucitar una especie extinta a ritmo de rumba

Gracias al equipo del blog “El Árbol que habla” por compartir el proyecto de conservación del garbancillo de Tallante.

el arbol que habla

La ciencia lo registró por primera vez en 1910 y lo declaró extinto en el año 2003. Pero el esquivo Astragalus nitidiflorus se dejó ver nuevamente al año siguiente. 95 años después de su descubrimiento, el llamado “garbancillo de Tallante” había regresado para convertirse en ícono ‘músico-vecinal’.

En 1909, Francisco Jiménez Munuera, un agente comercial y botánico aficionado (1), encontró una leguminosa que no pudo reconocer, en las cercanías de la ciudad de Cartagena (Murcia). Era una hierba perenne con base semileñosa cubierta de finos pelos blancos que Jiménez no dudó en identificar como perteneciente al género Astragalus. Para salir de dudas el naturalista envió una muestra al botánico Carlos Pau, quien confirmó que se trataba de una especie nueva para la ciencia y la bautizó con el nombre de Astragalus nitidiflorus. El siglo XX acabó sin que la ciencia registrara más noticias acerca de la peluda leguminosa.

Ver la entrada original 364 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s